5 valiosos consejos para la construcción y gestión de times de la nueva era

Henrique Claro

Publicado en
28 de Abril de 2020

En la Nueva Economía, las personas se han vuelto aún más valiosas en las estrategias de las empresas que quieren superar desafíos.

En la Nueva Economía, las personas se han vuelto aún más valiosas en las estrategias de las empresas que quieren superar desafíos, lograr resultados más allá de las expectativas y fortalecer su viaje en la transformación digital.

En este escenario, la construcción y gestión de equipos se vuelve clave, en la que el rol de los directivos es vital. Para ello, tuvieron que transformarse y adaptarse a las nuevas exigencias de un mercado que cambia constantemente para mantenerse en línea con los perfiles de profesionales que hoy marcan la diferencia y pueden llevar a la empresa a altos niveles. Necesitan contratar de manera eficiente y garantizar una gestión capaz de atraer, capacitar y retener el talento de la nueva era.

Destaco a continuación cinco aspectos importantes que deben incluirse en la estrategia de un buen gerente para construir y gestionar buenos equipos.

1 - COMUNICACIÓN

La comunicación es la base del crecimiento y forma parte de la motivación de todos nuestros colaboradores. Sin una plena comunicación no podemos transmitir nuestros valores, ADN, metas y logros.

Es importante comunicar el cierre de nuevos contratos, casos de éxito, para indicar y fomentar entrenamientos, apertura de nuevos sitios, necesidades de contratación y campañas comerciales para toda la empresa. Sin esta comunicación, no tenemos compromiso.

La comunicación es importante para establecer la transparencia, integrar a todo el equipo y fomentar la colaboración en objetivos únicos en aras del crecimiento y los resultados.

2 - CALIFICACIÓN

Nuestra área de especialización requiere calificación para seguir ofreciendo productos y servicios innovadores y de calidad, y esta calificación debe ser constante. Debe ser promovida a través de entrenamientos, participación en eventos del mercado, el networking y la constante interacción entre socios y clientes.

La tecnología que hoy es esencial puede quedar obsoleta mañana. Por tanto, el aprendizaje debe ser amplio y continuo. Solo así es posible hacer sostenible la empresa, garantizando su posición en el ranking y su evolución.

La calificación mejora las habilidades y el profesional del futuro busca obstinadamente el conocimiento, anticipándose a cualquier acción de la empresa. Se requiere la máxima proactividad, característica muy presente en las generaciones Y y Z.



3 - COLABORACIÓN

Un proverbio africano, de autor desconocido, dice: “¿Quieres ir a algún lado? Anda solo. ¿Quieres llegar lejos? Anda acompañado. La era de la transformación rescató de forma más intensa este pensamiento, con sus modelos de trabajo disruptivos, con metodologías ágiles, en las que prevalece el modelo de colaboración en grupos multidisciplinares, formados por profesionales de distintas edades, competencias y habilidades. De esta forma, es posible obtener resultados sorprendentes e innovadores.

Además, la integración que trae el modelo de colaboración trae resultados intangibles, como la construcción de un ambiente de trabajo armónico, altruista, participativo y distendido, en el que todos se sientan cómodos y dispuestos a contribuir. Todos ganan.

4 - PROACTIVIDAD

La proactividad está íntimamente ligada a la motivación. Una persona proactiva significa que está motivado. El entorno se vuelve altamente productivo cuando el time cuenta con profesionales que toman la iniciativa. En general, estas personas también son creativas, siempre aportan ideas y comparten conocimientos.

La proactividad se presenta de diferentes formas: cuando el profesional anticipa ayudar a un colega, está disponible para sumar colaboración a un proyecto, entre otras acciones. Aunque signifique más trabajo o atención, este es el profesional que piensa en el todo y no individualmente.

5 - PASIÓN

La pasión no se trata de títulos. A menudo, las personas altamente calificadas son apáticas en sus funciones, siendo eclipsadas por aquellas que se mueven por la pasión, crecen en sus carreras y alcanzan niveles inimaginables.

Imagine, por ejemplo, un equipo comercial sin pasión por lo que hace. ¿Cómo te comportarías frente al cliente ofreciendo una tecnología o producto sin la menor energía? Ciertamente no tendría la menor credibilidad. No llamaría su atención y no lo motivaría a adoptar la solución.

Por eso, necesitamos ser apasionados por todo lo que hacemos y demostrarlo a través de nuestras acciones y la forma en que nos posicionamos. Es el combustible del éxito.

Servicios relacionados

Liderança

Este articulo trata sobre Gestão

Hable con nosotros

Contáctenos y descubra cómo podemos apoyar a su empresa en el camino hacia la transformación digital

manage cookies