Design Thinking

Fernando Frazão

Publicado en
23 de Outubro de 2020

Conozca todos los detalles sobre el Design Thinking en las empresas.

El término significa, traducido literalmente, “pensamiento del design” o “pensar como designer”, que va más allá de la estética de productos o servicios. Aunque relacionamos el nombre con estos conceptos, en este contexto, tiene un sesgo mucho más amplio, y él se relaciona directamente con innovación.

El nombre ya determina: es un aspecto del abordaje tomado en el design que es adecuado a las empresas y corporaciones. El Design Thinking tiene como objetivo el bienestar en la vida de las personas y en la nueva cultura laboral.

En la práctica, Design Thinking es un enfoque que ayuda a mejorar nuestras condiciones intelectuales y nos anima a resolver problemas con nuevas concepciones. También se enmarca en buscar explicaciones y dar feedbacks, colocando siempre a las personas en el centro de las soluciones e incluyéndolas en todo el proceso, desde la comprensión hasta la entrega final.

Por tanto, podemos definir el Design Thinking como un enfoque estructurado de la innovación, teniendo al ser humano como base y también la búsqueda de generar soluciones que fomenten las necesidades del usuario consumidor en la creación de valor para el negocio.

El Design Thinking se entiende como un proceso conjunto dividido en seis partes:

1. Empatía

Ver un problema desde el punto de vista de quienes tienen experiencia y entender lo que se necesita, desarrollando resultados eficientes.

2.Definir

Después de tener empatía y comprender qué necesita tu cliente, es hora de definir cuál es el obstáculo y en qué es necesario enfocar para generar o resolver el proyecto.

3.Idear

Idear es popular. Hacer un brainstormings, colocar las ideas en post-its, para que al final sea posible elegir una de las alternativas que genere las mejores ideas y resultados.

4. Crear prototipo

Es fundamental comprender el verdadero propósito de un prototipo. Es necesario tomar las ideas publicadas en los post-its y probar las hipótesis para predecir los resultados. Todo lo que se hizo en esta etapa se adapta para generar mejoras.

5.Probar

Esta es la pieza principal del proceso, ya que prevemos los resultados en la etapa de prototipo. Es necesario experimentar, aprender y escuchar a los usuarios. Serán las pruebas las que traerán feedbacks asertivos para una toma de decisiones acertada.

6.Implementar

Aquí pondremos en práctica el producto y servicio final. Es decir, la implementación se convierte en la etapa más importante y también la más difícil, porque en este momento es que se iniciarán muchos procesos y la empresa debe estar más que preparada para aquello. Cabe resaltar que es en esta etapa es donde varios proyectos tienden a fracasar. Por eso, antes de comenzar cualquier proyecto de innovación, siempre es bueno tener en cuenta que es necesario un buen equipo para desarrollar posibles ideas que incluyan todas las etapas explicadas, con el propósito de alcanzar el mejor resultado de innovación.

Ventajas del Design Thinking

Costo & beneficio

No existe ningún costo para la empresa. El costo que tal vez exista es el de transformar la cultura organizacional para adoptar buenos hábitos en el Design Thinking.

Influencia a la empatía

Entender e identificarse con el sentimiento del prójimo, esta es una de las grandes ventajas para las empresas.

Influencia a la creatividad

La creatividad es una de las claves para explicaciones impredecibles y es completamente eficaz.

Influencia a la cultura

El Design Thinking requiere de una cultura organizacional comprensible, diferente y comprometida con su rutina y costumbres.

Design Thinking y Marketing

Podemos usar el design thinking junto con el marketing en la hora de incentivar a los colaboradores en la búsqueda de la perfección, principalmente en la elaboración de estrategias con los clientes, a través de temas emocionales, estéticos y cognitivos (como la empatía en la comprensión e identificación de soluciones).

Generalmente esto sucede porque el design thinking y marketing tienen como objetivo comprender y servir al público de una forma más cercana, señalando sus propósitos, deseos, necesidades y posibilidades, ofreciendo experiencias siempre personalizadas. El propósito es generar soluciones que puedan ayudar a la empresa y diferenciarla en el mercado, especialmente por la innovación de servicios y productos. De esta manera, podemos atender con calidad hasta los públicos más exigentes.

Uniendo estrategias: design thinking y marketing

Tenemos varias maneras de unir estas estrategias como por ejemplos:

Creación de contenido

Hoy en día, debido a la cuarentena, el consumo de contenido aumento exponencialmente en medios como redes sociales, blog post, YouTube, entre otros. Pero para que la comunicación sea clara y llegue al público adecuado, necesitamos abordar las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es su público objetivo?

  • ¿Cuál tipo de comunicación es la más adecuada?

  • ¿Cuáles son los medios más utilizados?

En este punto, el design thinking y el marketing actúan juntos para obtener insights que ayuden a entender el público objetivo y sus características.

Creación de nuevos productos y servicios

El design thinking ayuda a identificar innovaciones y diferenciar productos y servicios de manera que su empresa pueda destacarse de la competencia. Para que eso suceda, los equipos necesitaban desarrollar proyectos que generen nuevas soluciones o aporten nuevas mejoras, que sean relevantes y diferentes a las que ya existen en el portafolio.

Creando proyectos para clientes

Cuando creamos o elaboramos proyectos para nuestros clientes, les pedimos que definan los principales aspectos, imposiciones y propósitos de la empresa, de esta forma haremos disponible un alcance listo.

Corresponde al design thinking comprender todos los puntos relacionados al cliente, a través de un servicio innovador y distinto. De esta forma generamos valor para nuestros clientes.

A través de temas emocionales, estéticos y cognitivos, haremos un trabajo de inmersión con el cliente. Es decir, mediante la empatía es que identificamos los siguientes temas:

· Dolores (problemas)

· Los propósitos

· Las expectativas

· Las necesidades

De esta forma, con aplicaciones técnicas, herramientas y métodos, queda más sencillo ofrecer soluciones. La probabilidad de concluir los proyectos con eficiencia y garantizar la satisfacción es aún mayor.

Finalmente, cabe destacar un extracto del libro “Design Thinking” de Tim Brown, sobre este enfoque tan actual e importante para las empresas:

“Al final, esta capacidad es lo que distingue a un mero equipo multidisciplinario de uno verdaderamente interdisciplinario. En un equipo multidisciplinario, cada persona defiende su propia especialidad técnica y el proyecto se convierte en una negociación prolongada entre los miembros del equipo, que probablemente resulte en concesiones en contra de su voluntad. En un equipo interdisciplinario, todos sienten que son dueños de las ideas y se responsabilizan por ellas [..] Para ser creativo, un lugar no tiene por qué ser loco, excéntrico y estar ubicado en el norte de California. El prerrequisito es un ambiente - social y espacial - en el que las personas sepan que pueden experimentar, tomar riesgos y explorar todas sus habilidades [..] Una cultura que cree que es mejor pedir perdón después, en lugar de permiso antes, que premia a las personas por el éxito, pero les da permiso para fracasar, removió uno de los principales obstáculos para generar nuevas ideas” (BROWN, 2010, p. 26, 30, 31)

 

Servicios relacionados

Inovação

Este articulo trata sobre Tecnologia

Hable con nosotros

Contáctenos y descubra cómo podemos apoyar a su empresa en el camino hacia la transformación digital

manage cookies